2011 Asociacion Argentina de Zoonosis

ACTUALIZACION DE CARBUNCLO RURAL EN LA ARGENTINA

Dr. Ramón P. Noseda *

Publicado en Temas de Zoonosis V -Seccion Salud Publica y Epidemiologia -Pag.221-228
*OMS-WHO-CSR-C8-370-37 LABORATORIO AZUL DIAGNÓSTICO S.A. - AV. 25 DE MAYO 485 (7300) AZUL - PCIA. DE BS. AS. ARGENTINA e-mail: rnoseda@laboratorioazul.com.ar

EPIDEMIOLOGIA

Junto con el ganado bovino llegó el Carbunclo en 1580 al Virreinato del Río de La Plata. Desde entonces se ha perpetrado como enfermedad endémica en brotes esporádicos, manteniendo el ciclo natural de la infección. Sus esporas, son capaces de resistir decenas de años en suelos con características especiales. En 1887 Argentina vacunó por primera vez a sus bovinos con la vacuna producida por Pasteur en Francia. Durante la Primer Guerra mundial Argentina fue bioagredida por Alemania, contaminando con esporas los forrajes que consumían equinos y mulas,medio de movilidad del Ejército (1).

AREA DE EVALUACION CARBUNCLO RURAL

Desde 1977 se mantiene con vigilancia epidemiológica en 30 partidos de la Provincia de Buenos Aires, demostrando que la distribución porcentual de carbunclo en bovinos muertos súbitamente es del 12 %. Iguales evidencias están referidas a la distribución porcentual estacional de carbunclo bovino, en las distintas estaciones del año: verano 19 % y otoño 11 % contrastando con los períodos fríos de invierno - primavera del 9 %. Se evaluaron un total de 3446 muestras de las cuales 411 resultaron positivas a B .anthracis (1).

ZONA DE ALERTA Y RESPUESTA

Siguiendo normativas internacionales de "Alerta anticipada de enfermedades animales transmisibles al hombre" a partir del 2004 se creó en Azul Provincia de Buenos Aires la "Zona de Alerta y Respuesta ante epidemia de ocurrencia natural, accidental o deliberada de B. anthracis", Decreto Nº 66105 del Municipio del Partido de Azul, con la participación de 9 entidades intermedias relacionadas con la salud. Aplicando un Sistema de Información Geográfico (GIS) se analiza dicho ecosistema ganadero con más de 500.000 bovinos y 3800 pobladores rurales. La geo-referenciación de los brotes y su relación con las vías de avenamiento de agua superficial y las características edafológicas del suelo permitieron determinar que el 93 % de los brotes ocurridos comparten dichas vías, mientras que el 7 % son establecimientos ganaderos ubicados fuera del área de influencia de las mismas. El escurrimiento de las aguas de lluvia se dividen en 7 vías de avenamiento por debajo de la cota de los 150 metros, según su sentido de escorrentia se definió un mapa de isorriesgo donde se estableció que: 994 establecimientos ganaderos y 9 poblaciones rurales comparten riesgo sanitario. Este sistema aplicado brinda un análisis epidemiológico, incorporando información fehaciente de: brotes, vacunaciones y eliminación de cadáveres como parte de un sistema de alerta temprana. En el periodo antedicho se registraron 33 Alertas y Respuestas Veterinarias-Humanos, 81 geo referecias, 52 eliminaciones de cadáveres (tapados controlados - enterramientos referenciados) 26 evaluaciones edafológicas, 882 mil vacunaciones bovinas.

Proyección de escenarios futuros de Cambio Climático

El objetivo fue incorporar las proyecciones espacio - temporal de distintas variables meteorológicas que permitan evaluar la relación clima agente causal que intervienen en la aparición de la enfermedad en un ambiente cambiante como lo es el cambio global imperante. Utilizando el modelo regional PRECIS desarrollado por el Hadley Centre para el periodo 1960-1990 y el escenario climático A2 en el periodo 2010-20402 (1). La tecnología informática permite una nueva visión epidemiológica global, tal cual lo plantea la OIE con su plataforma GLEWS (Global Early Warning and Response System) Este sistema de alerta y respuesta anticipada para la previsión de enfermedades animales, incluidas las zoonosis, posee el valor agregado que representa la coordinación de los mecanismos de verificación, seguimiento y alerta de las principales organizaciones internacionales: OMS - FAO - OIE. Esto posibilita un mejor pronóstico y prevención de los peligros de las enfermedades animales, mediante información epidemiológica electrónicamente compartida para evaluar la evolución de focos en animales y humanos. Todos los focos de Carbunclo deberían ser denunciados en el marco de la Ley Nacional Nº 3959 de Policía Sanitaria, al Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA).

EDAFOLOGIA Y CARBUNCLO

Algunos tipos de suelos poseen características que permiten la supervivencia de los esporos de B. anthracis, conocidos con el nombre de "Campos Malditos" donde reiteradamente ocurrieron mortandades de animales. A los brotes de carbunclo rural se los ha relacionado a suelos Chernozemicos, que permitirían hacer ciclos subsidiarios en la naturaleza sin necesidad de tener huésped animal para cumplirlo. En nuestra zona la presencia de carbonato de calcio es nula o escasa y la cantidad de materia orgánica importante, el porcentaje de sodio intercambiable siempre está asociado a altos contenidos de calcio intercambiable. Los suelos son calificados como Argiudoles típicos, con tosca a profundidad variable (3).

FISIOPATOLOGIA ANIMAL

La manera mas común de contagio en los animales es la vía digestiva por ingerir forrajes y aguas contaminados con esporas de B. anthracis, las micro heridas de la boca, faringe y tracto gastrointestinal permite su ingreso al organismo. Llevados por los macrófagos a los nódulos linfáticos regionales, los esporos germinan dando lugar a formas vegetativas, que ingresan al torrente sanguíneo produciendo septicemia e iniciando una producción de toxinas de marcada acción virulenta (4).

AVES RAPACES

Se han comunicado distintos antecedentes bibliográficos sobre la capacidad de transmisión de B. anthracis por la materia fecal de aves rapaces. En una encuesta de evidencias epidemiológicas sobre 46 focos de carbunclo los Veterinarios declaran que el 52 % de los cadáveres bovinos observados, tenían los ojos comidos por aves de rapiña. En una evaluación realizada en la Provincia de de Santa Fe durante una captura de aves rapaces se aislaron 2 cepas de B. anthracis sobre un total de 45 hisopados de cloacas, perteneciente a: "Chimango milvago" y "Taguato común", quedando demostrado por primera vez esta particular forma de transmisión (5).

INSECTOS HEMATOFAGOS

Han sido descriptos como agentes transmisores al hombre tras las picaduras de insectos hematófagos a los animales enfermos de carbunclo. En nuestra región tenemos dos evidencias por picaduras por "Tábanus s/p", en el momento que transcurrían brotes de Carbunclo bovino en dichos establecimientos (4).

DIAGNOSTICO DE LABORATORIO

Extracción de muestras y cultivos

El B. anthracis en su forma vegetativa es lábil a convivir con contaminación de la flora entérica, negativizando los cultivos. El hueso largo "metatarso o metacarpo" es la mejor muestra para el aislamiento bacteriológico de médula osea; actúa resguardando a esta de la contaminación. El ailamiento en Agar Sangre tradicional incubado a 37º C durante 48 hs. permite el aislamiento de B. anthracis, su tipificación bioquímica, la inoculación de animales de laboratorio para certificar la patogenicidad y técnicas identificatorias de biología molecular (1).

Técnicas rápidas de Diagnósticos

La inmunocromatografía esta disponible en algunos países para uso de las Fuerzas Armadas en caso de sospecha de uso de B. anthracis como arma bacteriológica. Evaluada en nuestro país demostró ser específica para la búsqueda en animales recientemente muertos pero poco sensible en animales con mas de 24 hs.de ocuurido. Comparado con el cultivo bacteriológico, se obtuvo una sensibilidad del 60 % y una especificidad del 100 % (1).

Diagnostico de Carbunclo humano

Sigue idéntica metodología diagnóstica de la bacteriología tradicional de cultivo en Agar Sangre, la muestra se debe extraer en las primeras horas de formada la lesión dérmica. En algunas oportunidades pueden ser confundidas clínicamente con las producidas por Staphilococo aureus, pero cultivadas se observan la diferencia morfológica característica comparadas con B. anthracis. El Carbunclo respiratorio humano, también el cultivo de escobillado nasal en las primeras horas pueden mostrar evidencias de la bacteria, pasadas las 24 hs. se debe intentar el aislamiento a partir de la técnica de hemocultivo. El diagnostico radiológico ayuda a visualizar la adenitis mediastínica producida por esta infeccion, siendo este uno de los indicadores mas sobresalientes (2).

La técnica de PCR

Es una herramienta para diferenciar las cepas patógenas de otros Bacillus s/p y de la vacunal Sterne, en aquellos establecimientos donde ocurrieron brotes de carbunclo casi simultáneamente con la vacunación. La técnica permite determinar la presencia de los plasmidos pX01(toxinas)y pX02 (capsula). Una parte del material cromosómico es identificado por el primers S-layer. La disponibilidad de esta técnica mejoró la especificidad del diagnóstico. Cepas bovinas, humanas y vacunal de un foco del Área de Evaluación fueron estudiadas en Francia durante el 2002. La cepa vacunal Sterne, solo evidencio el pX01, mientras que las bovinas y humanas poseían los plasmidos pX01 y pX02. Todos los Tandem de Numero Variable resultaron VNTR4, incluida la vacunal. Un número importante de cepas de campo y vacunal Sterne aisladas en un lapso de 50 años, demostraron pertenecer a la categoría VNTR4; la cual seria dominante e histórica en nuestro país (6-7).

Caracterización molecular

El B. anthracis posee un cromosoma con más de 5 millones de bases, sus plasmidos de patogenicidad: pX01 posee 180.000 bases y el pX02 94.000. Es una bacteria genéticamente homogénea con más del 99 % de nucleótidos homólogos. Las variaciones moleculares son muy pequeñas entre cultivos de distintos orígenes. Los cambios evolutivos de los cultivos de una misma región mantienen esa estabilidad debido a las pocas frecuencias de fases de los ciclos: espora - forma vegetativa. Como máxima se pueden producir 40 generaciones bacterianas en el periodo vegetativo; quedando cristalizado por años durante la fase de esporo, transcurriendo decenas de años en el suelo, sin realizar nuevos ciclos (8).

Vacunación animal

La vacunación eficiente de bovinos y ovinos es todavía una cuenta pendiente. La producción promedio anual de los últimos cinco años de vacuna cepa Sterne fue de 17 millones de dosis. La vacuna disponible es de óptima calidad con una adecuada respuesta inmunógena. El valor comercial es de 0.40 centavos de peso y su técnica de producción poco compleja. La vacuna Sterne también se identifica como 34F2, es una vacuna viva, esporulada, atenuada, lograda por la perdida del plasmado pX02 codificador de capsula en B. anthracis. La protección efectiva es de un año. Se recomienda vacunar al rodeo cada 120 días durante 2 años consecutivos, si los cadáveres no fueron tratados adecuadamente hasta bajar la carga de esporas liberadas al medio ambiente. La primavera, es la temporada ideal de vacunación preparando una buena inmunidad activa para las dos temporadas ambientales importantes que el animal deberá enfrentar: verano y otoño (6).

Vacunación Humana

Quienes están expuestos frecuentemente a riesgo biológico por posibles contactos con B. anthracis deberían vacunarse, es un tema pendiente de análisis y evaluación de parte de la autoridades competentes en salud humana y animal. La vacuna disponible internacionalmente para la inmunización activa se denomina "Bio Thrax-Anthrax Vaccine Adsorbed", producida y aprobada para uso humano desde el 2008 en Estados Unidos. Está formulada por un filtrado de cultivo de B. anthracis no capsulada, conteniendo proteínas incluidas en la toxina denominada antígeno protector, absorbida al coadyuvante hidróxido de aluminio. Su aplicación es intramuscular en serie de cinco dosis (9).

ELIMINACION DE CADAVERES BOVINOS

El "Tapado Controlado" es la manera razonable de control en la diseminación de esporas al medio ambiente. El rociado previo al cadáver y sus derrames sanguíneos con formol al 10 %, cumple una acción bactericida y esporicida sobre la bacteria. Su posterior tapado durante 260 días con una tela plástica, causa una disminución significativa de esporas, como así también de volumen y peso de la carcasa bovina para su posterior incineración. Los "enterramientos referenciados" asistidos por maquinaria adecuada para lograr la profundidad necesaria, mas el agregando de cal en la base de la fosa y sobre el cuerpo del cadáver previo al tapado, evitan así la dispersión de las esporas. Es adecuado dejar registrado el lugar de eliminación de cadáveres mediante el Sistema de Información Geográfico, ya que permitirá evaluar futuras acciones epidemiológicas en terreno (2).

RESPONSABILIDAD DE SU CONTROL EN EL MEDIO AMBIENTE

La legislación define responsabilidades tanto de las autoridades (Nacionales - Provinciales o Municipales) como también a los demás sujetos obligados legalmente. Su propósito es el control y/o erradicación del Carbunclo. La Constitución Nacional en su artículo 41° plantea la necesidad del derecho a un medio ambiente: sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para las necesidades de las generaciones futuras. Esto abarca a la "sanidad animal" por ende las autoridades en todos sus niveles deben proveer la protección de este derecho constitucional. La Ley Nacional Nº 3959 considera que todo ganado afectado o susceptible de enfermedades de las incluidas en el listado oficial incluido el carbunclo deben ser denunciados tanto por parte del propietario, cuidador o veterinario interviniente como enfermedad contagiosa, los art.4º-5º-6º explicitan las medidas de aplicación. La ley de la Provincia de Buenos Aires Nº 6703 igual que la anterior, establece una serie de normas tendientes a la protección de los mismos bienes jurídicos: salud humana y salud de los ganados como fuente de producción (Art:1º-3º). Contiene un listado de enfermedades enzoóticas incluido el Carbunclo, obligando a la denuncia del mismo a: propietarios o cualquier persona que los tuviere a cargo, además de los Veterinarios, Laboratorios de Diagnóstico privados u oficiales (Art.10º). También establece expresamente la prohibición de extraer el cuero. En su Artículo 47º declara la obligatoriedad de su profilaxis mediante la vacunación de las especies susceptibles. Esta Ley aprobada en el año 1961 contempla todos los elementos de profilaxis y control del Carbunclo rural. En la actualidad esta Ley no ha sido reglamentada. La Ley Nacional Nº 24557 Riesgo del Trabajo y sus normativas complementarias también consideran el Carbunclo rural como enfermedad profesional. Contempla como de posible exposición a: trabajadores que están con los animales, veterinarios y sus asistentes, matarifes, esquiladores y quienes manipulan: cueros, crines, pelos u otros objetos de animales contaminados. El incumplimiento de la vacunación de los animales como medida preventiva y demás acciones de riesgo: cuereo de los animales o la eliminación de cadáveres en forma ineficiente, exponen al empleador por incumplimiento de las normas de higiene y seguridad vigentes (3).

CONCLUSIONES

Los brotes de Carbunclo se continuará repitiendo aun con todos los adelantos informáticos y biotecnológicos disponibles para su diagnóstico y prevención.Por el incumplimiento de las normativas básicas de control epidemiológico, aun con leyes vigentes que las contemplan.Se debe cumplir con estas cuatro premisas basicas:

  • Vacunación de las especies susceptibles.
  • Eliminación eficiente de los cadáveres.
  • Prohibición de cuerear cadáveres.
  • Capacitación del personal rural involucrado en tareas de riesgo sanitario.

Esta zoonosis en nuestro país se justifica solo por la negligencia humana.

BIBLIOGRAFIA

  1. Noseda R. P. Carbunclo bovino y su relación con la enfermedad humana .Anales-Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria.2001;113-129.
  2. Noseda R.P.;Alvarez Prat R.;Vazquez P.;Combessies G.;Pazos S.;Bolpe J.-Programa de Alerta y Respuesta ante epidemia de ocurrencia natural,accidental o deliberada de B.anthracis,Azul Pcia de Bs.As.Argentina.- 2006 Veterinaria Argentina;228:586-592.
  3. Vázquez P., Noseda R. P.,Combessies G., Cordeviola J.M.-Bacillus anthracis, utilización de un Sistema de Información Geográfico, análisis espacio temporal de 54 brotes de carbunclo rural en el Partido de Azul, Bs. As., Argentina. 2005 Veterinaria Argentina; 218:579-590.
  4. Turnbull P.C.B. Guidelines for the Surveillance and Control of Anthrax in Humans and Animals - Third edition, 1998 - World Health Organization - Department Of Communicable Diseases Surveillance and Response.
  5. Saggese M.-First detection or B. anthracis in feces in free ranging raptors from central Argentina .2008 Journal of wildlife Disease:1-36.
  6. Noseda R. P.; Mock M.; Leux M.; Cordeviola J. M.; Fiscalini B.; Bigalli C.; Combessies G. M.; Martínez A. H.; Bardón J. C.; Acuña C. M. - Carbunclo Bovino: su infección al humano, diagnóstico por métodos tradicionales y caracterización molecular (PCR) - Veterinaria Argentina.2002;188:581-590.
  7. Pavan M.; Cairo F.-Estudio molecular de cepas Argentinas de B.anthracis. Rev.Argentina de Microbiologia 2007;39:77-80.
  8. Keim P.,Price L.,Pearson I.Anthrax molecular epidemiologia and forensics. Infect.Genet. Evol. 2004;4:205-213.
  9. Brachman P.;Friedlander A.,Grabenstein J.-Antrax vaccine InVaccine Fifth Edition Plotkin S.A: Orenstein W.and Offit P.2008;111-126.